¿Religión o Relación?

¿Estás en religión o relación? Para mí, ¡voy a escoger siempre la relación!
Pienso que para muchos eso puede parecer profano, o contrario a todo lo que ha escuchado antes. Religión, sólo porque sí, !es una cosa peligrosa! El capítulo 6 de Mateo habla largo y tendido acerca de los fariseos religiosos que vivían según todas las reglas y que hacían las cosas para que otros los vieran. ¡Está más que claro que Jesús no estaba feliz con ellos!


Aunque estoy seguro que ninguno de ustedes es fariseo, puede ser fácil para nosotros caer en la trampa de “la justicia religiosa”. Créame, hablo de años de haber experimentado ser una de esas personas. Pasé muchos años de mi vida haciendo todas las cosas “correctas” en nombre de las  reglas y la religión. Tristemente, la mayor parte del tiempo, hice esto a expensas de lo más importante: una verdadera relación con Dios. 


Desde pequeño aprendí en la Iglesia que si no hacíamos esto, y si no hacíamos aquello, no estábamos sirviendo a Dios apropiadamente. Yo era bastante bueno en eso y seguía al pie de la letra las reglas, pero al mismo tiempo nunca era lo suficientemente bueno. El énfasis era en tratar de ser perfecto. Entonces, con cualquier falla, no era “lo suficiente bueno”. Esta era la única dirección que conocía en ese entonces, pero mirando atrás, era una forma muy dura de vivir. Era duro para mí, y aplicaba también las mismas medidas altas para los demás muchas veces. !Gracias a Dios por las relaciones! A medida que han pasado los años, he estado expuesto a enseñanzas, y he recibido el regalo increíble de la relación en lugar de la religión. 


No importa cómo ha lucido la versión de la relación con tu padre terrenal, tú puedes tener una relación con tu Padre Celestial !el cual es maravilloso! Nuestro Padre Celestial anhela tener una relación íntima contigo. Mateo 11:28-30 dice algo como esto: 

“¿Estás cansado? ¿Estás agotado? ?Cansado de la religión? Ven a mí. Ven conmigo y recuperarás tu vida. Te mostraré cómo tener verdadero reposo. Camina conmigo y trabaja conmigo, mira cómo yo lo hago. Aprende los ritmos espontáneos de la gracia. No pondré nada pesado ni que te quede mal sobre ti. Acompáñame y aprenderás a vivir libre y suavemente".  

!Te animo a que huyas de la religión y corras a tu Padre! !Esto cambió mi vida, y la vida de mis hijos!

Escrito por Shannon McAbee

Leave a Reply

Your email address will not be published.